top of page

No estamos tan mal ¿verdad?

Eric, Responsable Comercial y de Operaciones de una start-up tecnológica, quería contrastar como estaba el equipo, pues había sido un año difícil con ventas estancadas y combinado con la renovación de casi 2/3 partes del personal, y se puso en contacto con nosotros para medir cómo estaba la salud y cohesión del grupo.


Diagnóstico:


El resultado mostró un equipo con muy alta dispersión, convivían visiones muy distintas de cómo estaba el equipo.


Cuatro personas (seguramente las únicas del equipo original cuando arrancó la start-up) veían al equipo en máxima complicidad, pero en cambio otras seis lo percibían en el tramo más bajo de desarrollo, y con peligro de caer en el descarrilamiento Aparente.


Otras dos personas veían al equipo rumbo al descarrilamiento Sectario.





¿Qué estaba pasando?:


La alta orientación a la tarea y a los procesos, combinado con la numerosa incorporación de nuevas personas, hacía que la comunicación fuese escasa y muy formal, y no que no hubieran dedicado tiempo a conocerse, a compartir o a permitirse decir las cosas necesarias para tejer relaciones de confianza (excepto las cuatro personas que estaban desde un inicio); además, algunas personas dejaban de decir cosas o se guardaban sus verdaderas opiniones para no complicarse la vida, y había algunos recelos, que podían enquistarse.


¿Qué hicimos?:


Compartido el diagnóstico con Eric (antes de la sesión con el equipo), éste, que siempre tiene una visión positiva de las cosas, nos dijo “no estamos tan mal, ¿verdad?”, aunque mostró cierta inquietud con el mapa obtenido; lo más importante que hicimos con el equipo fue:


- Compartir el diagnóstico y comentarlo a fondo para que fueran conscientes de esa dispersión y manifestasen donde podría venir.


- Realizar dinámicas en grupo orientadas a conocerse mejor y a permitirse decir las cosas que necesitaban decirse, y a que cada uno verbalizara lo que le faltaba y le sobraba al equipo para poder crecer en confianza. Esto último les permitió acordar entre todos unas normas de funcionamiento interno.



Si estás enfrentando desafíos similares en tu organización, te invitamos a explorar Sikkhona y descubrir cómo puede ayudarte a impulsar el rendimiento y la colaboración de tu equipo.


📧 Contáctanos: info@institutodecom.es

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page