top of page

¿y ahora qué?

Javier y Nerea, socios de una empresa de eventos que había sobrevivido milagrosamente la pandemia gracias a reinventarse, hacían balance de cómo había ido el año 2022. Aunque había sido un muy buen ejercicio, tenían dudas sobre cómo estaba el equipo: sabían que había un elevado compromiso con el proyecto, pero también notaban signos de agotamiento en algunas personas… y, para entender mejor cómo estaban, decidieron realizar un diagnóstico utilizando la herramienta Sikkhona.


¿Qué mostró el diagnóstico Sikkhona Team Assessment?


El diagnóstico confirmó el buen nivel de confianza, relación, compromiso, y desempeño entre los miembros del equipo, lo cual supuso un alivio para ambos. Sin embargo, también había un par de personas que veían al equipo camino del descarrilamiento estancado. En la sesión previa al trabajo con todo el grupo, Nerea, que es mucho más directa que su socio Javier, nos preguntó: “¿y ahora qué?”, intuyendo el importante trabajo que todavía debían hacer como equipo…





¿Qué estaba pasando?


Los dos últimos años habían sido muy duros, y todos “echaron el resto” implicándose a fondo y trabajando de verdad como un equipo, lo que les permitió salvar el “match point”, pero, una vez reconducida la situación, se había producido un cierto relajamiento en algunas personas – seguramente fruto del propio cansancio –y la relación con sus colegas del equipo se estaba estancando.


¿Qué hicimos?


Trabajamos la complicidad mediante una dinámica que consistió en hacer transparentes las creencias que unos tenían sobre los otros, para reforzar la intención positiva entre ellos y para eliminar posibles prejuicios, ayudando al equipo a sincronizarse con transparencia y efectividad.


¿Cuál fue el resultado?


Tras compartir creencias, y ver cómo éstas impactaban en sus relaciones, el equipo reportó que se sentían con mayor confianza, y sentido de pertenencia. Les permitió alinear aspectos e incomprensiones muy sutiles que estaban presentes. El equipo elaboró nuevas pautas de relación para evitar que se relajaran, manteniendo el alto nivel de confianza. Todos entendieron que no bajar la guardia era necesario para mantener ese alto nivel conseguido y ganar en sincronía fina y en agilidad.


¿Quieres saber el estado de salud de tu equipo?


Con el informe Sikkhona Team Assessment podrás conocer el diagnóstico y las acciones a desarrollar para potenciarlo.


Contáctanos a info@institutodecom.es.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page